Publicado: Jueves, 13 Marzo 2014

Nueva capilla en Pamplona

Después de una larga espera - la construcción inició en el verano de 2012- el pasado 14 de febrero recibimos del equipo de diseño y construcción la nueva capilla dedicada a San Ignacio. Desde hace años, ante la disminución de asistentes a las misas en días de labor, habíamos planteado una solución alternativa de manera que, además de reducir gastos de calefacción, luz, etc., se creara un clima de celebración más comunitario pues en la Iglesia de la Inmaculada 50 personas se pierden y más con la costumbre de hacerse cada uno en un banco.

La nueva Capilla, ubicada en el espacio que une la Iglesia y el Colegio, tiene capacidad para más o menos 60 personas. El material predominante es la madera, proveniente de los países escandinavos, que la hace cálida y atractiva para las personas que deseen hacer un rato de oración y por supuesto celebrar la eucaristía. El arquitecto explicó el sinnúmero de simbologías presente en la Capilla: los siete pórticos de madera representan los sacramentos, los tres espejos del fondo la Trinidad, las cuatro piedras sobre las que está colocado el altar los cuatro evangelistas, las formas irregulares de las piedras del piso que hablan de nuestro desorden contrastan con el orden de las que hacen la pared del presbiterio, la luz que sale del altar y del ambón reflejan la luz de la Palabra y la Eucaristía y, por no mencionar más, el sagrario circular, la única forma del conjunto que no es cuadrada, que destaca la presencia de Jesús como pan partido y compartido que se ha quedado en medio de su pueblo.

Faltan todavía unos pequeños detalles (las imágenes de la Virgen y San Ignacio) pero esperamos que este mes ya se puedan celebrar las misas de días de labor en la nueva capilla.

ver +