Publicado: Lunes, 17 Noviembre 2014

El 25 aniversario de los mártires, en la UCA

Recién llegado de El Salvador, el delegado para la Tercera Edad, Cipriano Díaz Marcos SJ, nos escribe estas líneas sobre las celebraciones del XXV aniversario de los mártires UCA – 1989/2014, a donde acudió representando al Provincial de España. Junto a él, viajó también el mnistro de la curia, Paco Ángel Contreras SJ.

"El 11 de noviembre, martes, llegamos al anochecer a laciudad de San Salvador. Nos esperaban en el aeropuerto Andreu Oliva, rector de la UCA y Fidel Sancho, socio de la provincia centroamericana; y también gentes de la comunidad de Guarjila, en Chalatenango, con quienes Paco Angel ha compartido su tiempo vacaciones y voluntariado en los últimos doce años. Con nosotros venía además Toni Román, cura párroco de Vilassar, de la diócesis de Barcelona. Otras religiosas conocidas esperaban a hermanas de Europa y América Latina y a familiares que también venían a conmemorar el 25º aniversario de los mártires de la Universidad Centroamericana. Esta mezcla institucional, popular, fraternal de los que llegaban y de los que recibían es lo que hemos vivido en los días de la celebración.

El programa de actos fue intenso, de la mañana a la noche: encuentros, presentaciones, peregrinación a sitios martiriales, reflexión sobre la realidad nacional, mesas redondas, celebraciones eucarísticas, arte y devoción popular. Un programa aniversario para celebrar la vida y seguir historizando el espíritu crítico y creativo de aquellos hombres de universidad, y sentir el impacto que aún provocan aquellas muertes en el mundo. Beber de su pozo y seguir recreando el futuro.

Hemos vuelto agradecidos por la estupenda acogida de la provincia centroamericana y por esta oportunidad de conocer tan directamente el entramado universitario de la UCA a través de su rector y la comunidad educativa. Todos ellos pusieron en pie la compleja organización de estos días por donde han pasado miles de personas, y donde tampoco faltó el recuerdo de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos".

Dios Padre siempre mira al afligido

y conoce hasta el fondo sus entrañas.

Le da su paz y su espíritu de lucha

y del polvo al humilde levanta (Salmo 73)

ver +