Publicado: Martes, 12 Junio 2018

Despedida del P. socio

Aunque suela rehuir los protagonismos, a José María Bernal SJ ayer no le quedó más remedio que ser el centro de atención. Después de 19 años de socio (los doce primeros de la provincia de Aragón y los siete restantes de España), recibió en la curia un homenaje en la que fue su despedida oficial, si bien seguirá en el cargo hasta primeros de septiembre. El «buen escriba» del evangelio de Mateo (Mt 13, 52), como le definió el provincial de España, recibió palabras agradecidas de Antonio España por su “labor callada, de servicio, trato amable, por mantener la paz y su discreción absoluta” como socio y también por su sensibilidad y atención como superior de la comunidad de la curia en los últimos años.

Bernal se sintió profundamente agradecido al Señor, por sus 55 años de jesuita. Definió la experiencia como socio del Provincial de España estos últimos siete años como «sorprendente, bonita e interesante», por formar parte del camino hacia la integración de provincias y de estos primeros años de la nueva provincia. Considera Bernal que esta experiencia ha sido colectiva y por eso dio las gracias a sus compañeros de comunidad y al equipo de la curia. Expresó a los presentes que se imagina su vida como un tejido entretejido por muchos hilos, «cada hilo es una vivencia», y en este encuentro que se vive cada día en la curia se percibe esa «misión compartida, de miembros de un mismo cuerpo, donde reconocemos, agradecemos y valoramos lo que hace cada uno». Este sentimiento dijo haberlo vivido mucho en estos últimos siete años en los que quienes le acompañaban han sido «una parte importante de mi vida y me habéis ayudado a vivir intensamente» y a mirar con confianza el futuro.

En los jardines de la curia se reunieron casi 30 personas que viven o trabajan a diario en esta sede, así como otros trabajadores que pasan a menudo por ella, como el equipo de la Administración o de Comunicación. Todos disfrutaron del cocktail exquisitamente preparado por el P. Ministro, Peter Llobell SJ. Pasado el cuarenta de mayo, la lluvia se ausentó tras semanas de intensa presencia en Madrid. En la imagen, José María Bernal junto al Hermano César. Ver más fotos en este enlace.

ver +