Publicado: Miércoles, 05 Junio 2019

Despedidas en la Curia provincial

Los jesuitas y trabajadores de la Curia celebramos una comida el pasado 30 de mayo, para despedir a Cipri Díaz y a Wenceslao Soto. Ambos marchan de Madrid con destino a Roma, Cipri como asistente de Europa Meridional, y Wenceslao al archivo histórico de la Curia.

Después de la comida, preparada con detalle por el Ministro de la casa, el P. Llobell, llegó el tiempo de la memoria. Antonio España, como Provincial, agradeció la vida y el trabajo de Wenceslao como secretario de la Provincia, resaltando su compromiso con la educación, su pasión por la historia y su atención al detalle. Citando a Miguel Hernández:

Por las calles voy dejando

algo que voy recogiendo:

pedazos de vida mía

venidos desde muy lejos

También hubo palabras de gratitud para Cipri, con un largo camino que ha incluido el trabajo editorial, en el sector social y esta última etapa, como Delegado para la Tercera Edad. Como dijo Antonio, en palabras de Ida Vitale, se te regala una sobrevida

Ambos recordaron esta última etapa de consolidación de la Provincia de España, y por tanto, de mucho trabajo, con agradecimiento a la Compañía y a todos los colaboradores de la Curia, a los que han sabido hacerse tan cercanos.

Como sorpresa final, Cipri cantó a la guitarra Campanas de Bastabales, de Amancio Prada, y otras canciones a las que nos unimos todos, para celebrar el camino recorrido juntos.

Nos vemos en Roma.

ver +