Publicado: Lunes, 28 Noviembre 2022

Alcalá: 75 años en la Compañía de dos hermanos nuestros

El pasado 12 de noviembre se celebró en la residencia de Alcalá de Henares (Madrid) los 75 años de Compañía de los HH. Abilio González Valer SJ y Antonio Sánchez Cámara SJ. Con una eucaristía dieron gracias a Dios por su larga vida dentro de la Compañía de Jesús, en la que entraron en el noviciado de Aranjuez, Abilio con 16 años y Antonio recién cumplidos los 17.

Durante la homilía, el superior, Rafael Mateos SJ, repasó los distintos destinos de ambos. Antonio en Aranjuez, Chamartín, Almagro, Maldonado, Cadarso (+ de 20 años) y ahora en Alcalá. Abilio en Aranjuez, Alcalá, Murcia, Badajoz, más de 30 años en la Universidad de Comillas (Areneros) y 12 en Badajoz, como Oficial Mayor en estos dos últimos destinos, instituciones complejas y que requerían mucho trabajo, dedicación, imaginación y entrega. Y como dijo Mateos “y en todos estos destinos habéis dejado vuestra huella, como servidores de la Misión de Cristo, como lo hicieron en su tiempo Alonso Rodríguez y Francisco Gárate. Ellos lo hicieron en la portería de Palma o de Deusto, y vosotros en los distintos oficios que la Compañía os ha ido encomendando”.

                Recordó también cuando se pusieron por primera vez, hace 75 años el “uniforme” de la Compañía: la sotana. Pero “ese era el uniforme externo en aquellos años. Pero el verdadero uniforme, el interior, el de entonces y el de ahora, es lo que nos dice San Pablo y es el uniforme que siempre habéis llevado los dos durante estos largos años. En resumen: Haced vosotros lo mismo que el Señor. Eso es lo que habéis tratado de hacer y vivir durante todos estos años”. Camino que siguen, “ahora en Alcalá, con otra edad, con otras fuerzas, pero con la misma llamada y la misma respuesta por vuestra parte”, rezando por la Iglesia y la Compañía para que otros muchos tengan la misma generosidad y entrega que Abilio y Antonio.

Por último, les animó a no temer porque el Señor está con ellos y les deseó “Que sigáis sintiendo esa presencia de Dios en vuestras vidas, que sigáis contando las hazañas del Señor y que sigáis dando gracias por tanto bien recibido, como lo hacemos hoy con vosotros, día de fiesta y de alegría para toda la comunidad”

ver +