Publicado: Miércoles, 18 Diciembre 2019

SJM: Comprometidos y comprometidas con la acogida y la hospitalidad para las personas migrantes

 

 Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Migrantes, el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) hace un llamamiento a la sociedad para construir un firme compromiso con la Hospitalidad para las personas migrantes, mediante una campaña de recogida de apoyos en la plataforma Visibles.org bajo el lema #MeComprometo. Una cultura de Hospitalidad que se sustenta en la acogida y la defensa de sus derechos; y en la garantía del acceso a recursos de ciudadanía y apoyo comunitario que faciliten su inclusión en la sociedad.

El compromiso con la hospitalidad pasa por afirmar, en primer lugar, el derecho inalienable que toda persona tiene a migrar en busca de un proyecto de vida seguro y próspero, y a ser recibida con dignidad en el lugar de destino. En segundo lugar, implica rechazar los prejuicios, bulos y criminalización que sufren las personas migrantes (especialmente menores que migran solos) y las organizaciones y activistas que defienden los derechos humanos. Por último, hospitalidad es comprometerse a acompañar a las personas migrantes en su inclusión social en las comunidades locales, barrios o ciudades más cercanas; y actuar frente a los responsables políticos, demandando protección para las personas migrantes y refugiadas ante situaciones de violencia y de desigualdad.

Además, SJM muestra su preocupación ante el proyecto de próxima construcción de un nuevo CIE con capacidad para más de 500 personas en el campo de Gibraltar, en Algeciras. Este hecho, lejos de representar una acción de hospitalidad, es un claro ejemplo de hostilidad que supone agravar las situaciones de violencia y vulneración de derechos humanos que ya vienen ocurriendo en centros de menor tamaño, como ya se ha señalado en nuestro reciente Informe Anual sobre CIE. Este proyecto del Gobierno de España fue adoptado por el Consejo de Ministros del 18 de enero de 2019 y publicado en el BOE el 19 de noviembre de 2019.

En las visitas que los equipos de SJM realizan en varios de estos centros en toda la geografía española, se viene constatando una constante vulneración de derechos de las personas migrantes, privadas de libertad sin haber cometido delito alguno en la mayoría de los casos. Algunas de ellas, denunciadas por SJM durante estos años, son la desproporción de medidas de seguridad que incumplen el deber de velar por la integridad y salud de las personas internas; presencia de menores; una insuficiente atención sanitaria; obstaculización de visitas de familiares y ONG; ausencia de intérpretes de lengua y de notificación de expulsión con plenas garantías procesales.

ver +

también te puede interesar