Publicado: Lunes, 17 Octubre 2016

La Compañía de Jesús y la Fundación Telefónica juntos por la educación

El programa de becas y ayudas a estudiantes de Formación Profesional de la Compañía de Jesús y Fundación Telefónica ha atendido entre los años 2014 y 2016 a casi 700 estudiantes de los centros de la Compañía. 

Estas becas destinadas a personas entre 16 y 35 años que acrediten una situación de vulnerabilidad tienen como objetivo ayudar a su preparación e inserción en el mercado laboral. La media de edad de los alumnos que se benefician de las becas es de 21 años y la cuantía asciende a una media de 500 euros, llegando hasta los 1.300 euros en algunos casos. Dentro de las becas están previstas la dotación de material, los libros de texto necesarios para los cursos, el desplazamiento e, incluso, suplementos para las becas Erasmus de los estudiantes que deciden irse a estudiar a Europa.

Entre los años 2014 y 2016 las becas se han centrado en los estudios de grados de corte tecnológico: como electricidad, informática, etc. Como novedad, este año se prevee la ampliación a los estudios de administración de empresas y marketing.

Para que el público en general entienda las oportunidades que dan estas becas, se han publicado algunos ejemplos de los alumnos que se benefician de estas ayudas. “Historias de vida” es una serie de viñetas en formato cómic con los casos reales de personas que han querido compartir su trayectoria vital. Estas ilustraciones las ha realizado el profesor e ilustrador Pedro Cifuentes. En ellas se cuentan las dificultades de catorce alumnos para estudiar: dificultades de carácter familiar, económica, inmigración, discriminación de género… Y la superación y tesón que han demostrado para poder tener un futuro mejor para ellos y, por supuesto, para su familia.

El perfil de los usuarios de estas ayudas al estudio suelen ser jóvenes, muchos de los cuales sin tener el graduado de la ESO, que entran en un FPB (Formación Profesional Básica) con el que consiguen su graduado escolar. La mayoría de ellos continúan con un Grado Medio. Algunos de ellos incluso se preparan para entrar en la Universidad. A los que deciden no seguir la carrera académica se les anima a matricularse en un Grado Superior. Esto tiene ventajas posteriores, sobre todo a la hora de encontrar mejores oportunidades laborales. 

Aquí podéis ver el cómic Historias de Vida.

ver +

también te puede interesar