Publicado: Domingo, 21 Marzo 2021

Reunión de discernimiento del equipo de delegados de Plataformas Apostólicas

En los días 17-18 marzo hemos tenido un encuentro los delegados de las Plataformas Apostólicas de la Provincia de España, junto con el P. Provincial, el Delegado para la tercera edad y su preparación, y el ecónomo de Provincia. El objetivo de la reunión era hacer un ejercicio de discernimiento acerca del mapa de las comunidades jesuitas de aquí al 2030.

La reunión tuvo lugar en la casa de EE.EE de Alaquás (Valencia), que nos acogió espléndidamente. La reunión la mantuvimos con todas las medidas anti-covid. Gracias a Dios pudimos encontrarnos presencialmente, lo cual posibilitó tiempo tranquilo de compartir, de rezar, y de conversar con sosiego.

La reunión fue un momento importante en este proceso de discernimiento. Dicho proceso había comenzado en el inicio del curso presente con las deliberaciones comunitarias realizadas por los Delegados en las comunidades respectivas, con las Consultas de las casas y miembros de las comunidades, así como también con los miembros de los Consejos Apostólicos.

Cada Delegado había preparado con antelación un breve informe que recogía como conclusión lo más importante de lo que se había recogido en las conversaciones y diversos momentos de compartir.

El objetivo de la reunión era adoptar entre todos una perspectiva amplia de toda la Provincia, y, teniendo como horizonte el año 2030  ir viendo cómo se puede organizar el mapa de comunidades, teniendo presente la disminución del número de jesuitas.

Comenzamos el miércoles por la mañana con un rato de oración comunitaria. Después, dedicamos la mañana y parte de la tarde a la exposición, por parte de cada Delegado, de su visión de la Plataforma en la que estaba, para dentro de 10 años, especialmente en el mapa comunitario. Tras cada intervención, dedicamos unos minutos de silencio personal breve para que cada uno recogiera lo fundamental. Al final de la tarde, cuando terminamos, dedicamos un largo rato de oración personal para recogida personal de conclusiones. Concluimos con la celebración de la eucaristía.

El jueves por la mañana comenzamos con otro largo rato de oración para continuar al nivel personal recogiendo sentires y mociones personales en torno a las propuestas. Y en la sala, dedicamos el resto de la mañana a que cada uno compartiera, de modo breve, sus conclusiones a la luz de lo escuchado el día anterior y lo que cada uno había orado y reflexionado al nivel personal. Concluimos con la eucaristía final.

Las aportaciones fueron recogidas por el secretario y serán enviadas al Provincial, para que éstas puedan ser objeto de ulterior discernimiento en la Congregación de Provincia, así como iluminar el trabajo de la Consulta de Provincia y la toma de decisiones final por parte del Provincial.

Quedan pendientes todavía algunos puntos que no dio tiempo a tratar, y que serán objeto de discernimiento más adelante.

Destacamos el ambiente de sinceridad, de deseo y búsqueda de indiferencia, de búsqueda de razones lo más objetivas posibles, y de confianza en poner todo este proceso en manos de Dios, en la búsqueda de su voluntad de cara al mejor servicio que podemos seguir prestando de cara al futuro.

 

ver +

también te puede interesar