Publicado: Viernes, 16 Diciembre 2016

Reunión de superiores de la provincia de España (16 diciembre)

Este 16 de diciembre se ha celebrado en Madrid el primer encuentro de superiores del curso. En la residencia de las esclavas de Martínez Campos se juntaron la mayoría de los superiores de la provincia (estuvieron 65 de los 71, con algunas ausencias por motivos de salud o imprevistos de última hora), además de varios de los delegados de la provincia que han participado en la Congregación General. La reunión se ha dedicado a explicar lo que se trató en dicha Congregación, aún a la espera de que lleguen los documentos oficiales, que estarán disponibles ya avanzado enero. Los delegados fueron dándose la palabra para exponer las distintas áreas en que se trabajó en Roma, más allá de la elección del Padre General.

El provincial, Francisco José Ruiz, introdujo la mañana con una contextualización de la Congregación, en esta época marcada por el pontificado de Francisco y su afán reformista del que quiere hacer partícipe a la SJ. La impresión general es de una congregación con logros y también con tareas pendientes. Una insistencia fuerte en el discernimiento como horizonte para vida y misión, que no son dos realidades distintas, sino dos partes de un binomio, como también lo son otras integraciones: los votos, la comunidad y la misión. El criterio de discernimiento será la alegría verdadera. Pendiente queda que el nuevo general continúe la formulación de prioridades y concreciones de la misión de la SJ en este momento.

José Ignacio García presentó el proceso de elaboración del decreto sobre vida y misión. Su exposición ayudó a ver, no tanto el contenido final del decreto –que llegará a nuestras manos cuando sea oficial- sino la complejidad de su elaboración, con sucesivos borradores que comenzaron a prepararse bastante antes de que los delegados se reunieran en Roma. También reflexionó sobre el peso que tienen en la congregación decisiones previas sobre metodologías, y las expectativas, no siempre bien justificadas, sobre si debe o no debe haber muchos o pocos documentos.  Parece que el resultado final será un decreto muy orientado al cuerpo de la Compañía, y con acentos destacados en la reconciliación, la vida en común como horizonte de misión –entendida no principalmente como habitar una misma casa, sino sobre todo como discernir un proyecto común- y teniendo como referencia más ignaciana la experiencia fundante de los primeros compañeros en Venecia, época de compromiso y consolidación primera.

Juanjo Etxebarría presentó el decreto sobre el gobierno. Aludiendo a las cuestiones previas que la SJ ve necesarias en estos tiempos cambiantes, donde se plantean nuevos retos, trabajos en red y comunicación mucho mayor que en otras épocas. Mucho de lo formulado queda encomendado al General para que pueda responder a un total de 13 recomendaciones, que incluyen cuestiones como: (1) Evaluar el avance en las actuales preferencias apostólicas y determinar si fuera posible otras nuevas (2) Revisar y evaluar los procesos ya acometidos de reestructuración de provincias y regiones (3) Tener en cuenta las implicaciones financieras en toda planificación apostólica y la toma de decisiones en todos los niveles de gobierno de la SJ, como forma de fidelidad mayor a nuestra pobreza. Parece necesaria la clarificación en las estructuras de gobierno por cuatro cambios contextuales: a) nos encontramos en una compañía más diversa internamente b) en una iglesia más activamente presente en un mundo desgarrado en heridas profundas c) en una sociedad internacional con tentación al regreso a identidades rígidas y d) en una humanidad más consciente de su impotencia ante problemas globales como el deterioro ambiental.

Antes de comer compartimos la eucaristía, que estuvo presidida por Ignacio Dinnbier (nuevo superior y delegado de la pal de Valencia). Con él concelebraron  Salvador Galán (nuevo superior de Villagarcía)  y Juanmi Arregui (nuevo superior de Loyola)

Por la tarde los  delegados completaron con más brevedad  el relato de la congregación. Juanjo Extebarría habló de otros documentos que podemos esperar, entre ellos el trabajo sobre el posible proceso de renuncia del general, la protección de menores en nuestras instituciones, y algunos cambios en las normas complementarias y en las fórmulas del instituto que se tendrán que concretar durante el próximo año.

Cipri Díaz nos transmitió las sensaciones del encuentro cordial con el Papa, que duró toda la mañana del 24 de octubre. No buscó hacer un resumen (pues el discurso ya lo tenemos), sino sobre todo transmitir la sensación de familia, la cordialidad y la forma en que el Papa, mucho más que dar misiones concretas, insiste en la invitación a discernir.

Llorenç Puig completó el relato hablando del mensaje a los jesuitas en zonas de guerra, cuya elaboración y aprobación fue especialmente emotiva. La carta no es solo un mensaje a dichos jesuitas, sino también una triple llamada a los jesuitas de todo el mundo: (1) a defender la paz con todos los medios a nuestro alcance, (2) a orar por los pueblos golpeados por la violencia y la guerra  y (3)  a trabajar por la justicia como herramienta al servicio de la paz, recordando las palabras de Pablo VI.

La segunda parte de la tarde estuvo dedicada a cuestiones más prácticas sobre la marcha de la provincia.  Jaime Badiola, administrador provincial, dio información relativa a presupuestos; gestión de las comunidades; pautas para ir asentando el código de conducta de nuestras instituciones; formas de actuar en relación con los donativos que se reciban o se den desde las comunidades; y reestructuración de fondos de las antiguas provincias. José María R. Olaizola, secretario de comunicación, compartió algunas ideas para ir mejorando la información que compartimos en estas plataformas digitales. El socio del provincial, José María Bernal, informó de la celebración de un segundo encuentro de provincia que será en la semana de Pascua en Loyola (del 20 de abril por la noche hasta la comida del domingo 23). Además, el 2017 se celebrará el 400 aniversario de la muerte de San Alonso Rodríguez (31 de octubre) y se invita a toda la provincia a celebrarlo.

Al final del encuentro el padre provincial informó de que en julio de 2017 habrá cambio de provincial en la provincia de España, tras estos años de transición y arranque de la provincia, y pensando en la etapa que se abre con un nuevo proyecto apostólico y la recepción de la Congregación General.  

ver +

también te puede interesar